Rusia y China no acompañarán plan de fraternidad y bienestar propuesto por AMLO

Los gobiernos de Rusia y China anunciaron que no acompañarán el plan de fraternidad y bienestar que el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pese a que el secretario general, António Guterres, aplaudió el llamado del mexicano para debatir sobre la desigualdad.

“Señor presidente, nos oponemos al establecimiento de ciertos ‘indicadores’ universales de conflictos/crisis que abrirán caminos a diversos abusos”, indicó el representante ruso ante la ONU, Vasily Nebenzyam.

“En el contexto de los problemas de desarrollo a gran escala, que a menudo existen en los estados en conflicto y en situaciones superiores a un conflicto, esto será, en cualquier caso, un ‘parcheo de agujeros’”, destacó, y consideró importante saber qué organismo de la ONU estará a cargo “de tal o cual labor”.

El ruso estimó que ni el Consejo de Seguridad ni la Comisión de Consolidación de la Paz pueden contribuir a la formación de modelos independientes sostenibles de economía, asegurar el intercambio de tecnologías y fortalecer la infraestructura, desarrollar la industria o el sector agrícola, la educación y sistemas de salud o creación de empleo.

“Al discutir la relación retórica de los derechos humanos, el desarrollo, la paz y la seguridad, es necesario darse cuenta de que el desarrollo por sí solo no pueden garantizar la paz, y una vida pacífica no necesariamente garantiza el desarrollo, por lo que es importante no sólo tomar en cuenta la relación, sino también entender claramente la diferencia en estos procesos y también qué organismo o estructura de la ONU es responsable de avanzar en casa una de estas tareas”.

Desde su perspectiva, las soluciones de los problemas de los Estados, la injerencia en asuntos internos y la presión sobre gobiernos “no deseados”, con el pretexto de brindarles asistencia o intervenciones humanitarias que violan el derecho internacional “son inaceptables” y a menudo agravan los conflictos.

“Sobre lo que no todos los presentes en la sala afirman que están dispuestos a hablar con franqueza”, como lo vivido en Oriente Medio. Si no se habla de ello se repetirán nuevamente “y ningún bello concepto podrá retocarlo”, indicó Vasily Nebenzyam, sin nombrar a nadie.

Asimismo, recordó la perversa práctica de sancionar o amenazar unilateralmente y de manera ilegal a ciertos países o negarles asistencia para su desarrollo como nación, especialmente en el contexto de la pandemia de coronavirus, lo que sí exacerbó la desigualdad interestatal y afectó el bienestar de las naciones.

“El ejemplo de Siria, por la cooperación con la que nuestros colegas estadunidenses y europeos están dispuestos a castigar tanto a los países como a las empresas, demuestra de manera colorida esta tendencia, ensombreciendo las discusiones humanísticas sobre el vínculo entre la paz y el desarrollo”.

En ese sentido, hizo un llamado a los involucrados a que presten atención al llamado del secretario general de la ONU, Guterres, “y pongan fin a esta práctica viciosa”.

Por su parte, el representante de China ante la ONU, el embajador Zhang Jun, consideró que “para promover y garantizar la igualdad social se necesitan arreglos institucionales firmes en el proceso de reconstrucción de los países en posconflicto que deben reconocer sus realidades a nivel nacional y establecer la inclusión basada en el estado de Derecho, con la participación de todos y dejar que el pueblo sea el amo de su destino”.

Destacó que socavar el principio de igualdad soberana y la injerencia de asuntos internacionales e imposición de modelos de países en desarrollo desemboca conflictos internos en los países y son caldo de cultivo de ideologías extremistas para aquellos que predican el odio e incitan a la violencia.

Contrario a estos países, la ONU aplaudió a México por el llamado a debatir sobre la desigualdad, y el secretario general Guterres resaltó la crítica sobre políticas públicas mundiales.

“Doy las gracias al gobierno de México por convocar a este debate sobre un tema que está en el centro de tantos desafíos que enfrenta este consejo”, indicó y recordó una frase dicha por el presidente Andrés Manuel López Obrador: “si a los de la cumbre les va bien, a los de abajo también. Como bien dijo en aquella ocasión: la riqueza no es contagiosa”, publicó El Financiero.